Costa BravaEspañaEuropaGastronomía

Los mejores restaurantes de la Costa Brava

By 29 enero, 2018 No Comments
Llevo toda mi vida -prácticamente- veraneando en la zona del Baix Empordá. No es verano si no me escapo unos días por la Costa Brava y vivo algunos de sus clásicos: la abarrotada playa del Canadell, en la que tienes que hacerte hueco para poder poner la toalla; el plan de la tarde es salir a comer un delicioso helado de la Jijonenca mientras paseas por las Voltes; te tomas unas copas en el Gitano, esperando a que “Rambo” (como se le conoce al propietario del local) haga de las suyas a última hora; disfrutar de alguno de los conciertos que se hacen en el Cap Roig, un emplazamiento único; echar a suertes quien conduce para ir a las fiestas de pueblo o conduce hasta Costa Este…
Con los años una de las cosas que más disfruto de la zona es salir a cenar tranquilamente en alguno de los ricos restaurantes. Hay muchos y con mucha variedad de precios… pero querría mencionar mis favoritos.

Restaurantes para una ocasión especial en la Costa Brava

  • Casamar (Llafranc):

    Galardonado con Estrella Michelín, este restaurante forma parte de un hotelito sencillo de 2 estrellas. El servicio es excepcional, del estilo que a mi me gusta: cercanos pero educados. No me gustan esos lugares en los que te hacen hasta sentir un poco incómodos por la distancia que se crea entre el camarero y el cliente. Aquí no, te sientes como en casa y como cliente especial desde el primer momento. Si a eso le añades una cocina hecha con muchísimo amor y orginalidad con unas preciosas vistas a Llafranc… tienes una de las mejores opciones de la zona. Podemos optar por hacer menú degustación por 79€ un menú por 40,50€ (ninguno incluye bebidas) o carta que según el hambre pagaremos unos 60€ por persona.

 Parejas o pequeños grupos que disfruten de la alta gastronomía
Si quieres ir reserva con antelación, especialmente en agosto es casi imposible conseguir mesa. ¡Hay que planificarse!
  • Sa Jambina (Calella de Palafrugell):

    Su especialidad (o mi plato favorito) es el pescado al horno y, si eso es lo que buscas, este es tu lugar. Lo sirven con verduras y patatas irresistibles. El local es elegante y acogedor, tanto en invierno como en verano. Aunque no es para nada barato saben encontrar buen producto. Precio: aprox 50€ por persona.

 Producto de lonja de altísima calidad y bien cocinado
No es un sitio para ir con niños. La terraza es muy pequeña
  • Far Nomo (Llafranc, Far de Sant Sebastià):

    Es una de las aperturas que revolucionó la zona. Como muchos de los veraneantes somos de Barcelona la mayoría conocíamos el producto Nomo. Sin embargo, en el faro goza, además, de una situación especialmente privilegiada. Tiene una terraza espectacular con vistas a los pueblos de Llafranc y Calella. Junto al restaurante se ha creado una terraza para tomar copas en el que se crea un ambiente de tarde super agradable. Fuera de temporada el horario de la terraza es más reducida. Volviendo al restaurante, tanto la terraza como el local interior son super agradables, por lo que es muy adecuado también para ir en invierno. Recomiendo optar también por platos que no sean solo rolls, que ya están muy vistos y no son tan sorprendentes: el tataki de salmonete es de mis favoritos, sin olvidarse del pulpo a la brasa con mochis de patata o el omu yakisoba (fideos con ternera y verduras en saco de tortilla). El carabinero roll es una espectáculo, servido con el jugo de su cabeza y luego los nigiris, desde el de anguila (siempre en mi lista) al de foie o el de brie. Precio: unos 40-45€ por persona.

 Grupos o parejas, todos disfrutarán seguro de este local. Su ubicación es espectacular. Y, encima ¡abren todo el año!
Siempre suele estar lleno por lo que, cuando consigues reserva, tienes que ir al primer turno o algo segundo (me da un poco de rabia los restaurantes que hacen esto pero entiendo que es la forma más eficiente de gestionar los turnos)
  • Vicus (Pals):

    Es seguramente el menos reconocido a pesar ser uno de los 5 restaurantes favoritos de Joan Roca en la Costa Brava. Para mi su relación calidad precio es de las mejores. Puedes hacer un menú degustación por 56,50€, el menú de arroz por 38,50€ (ninguno de los menús incluye bebidas) o a la carta pagando aproximadamente unos 40€ por persona. El trato del personal, especialmente de Gerard Geli, sommelier y uno de los propietarios del restaurante, es de destacar. Los vinos son de pequeñas bodegas por lo que lo mejor es dejarse aconsejar por Gerard.
 Su relación calidad precio casi insuperable.
El local en general es frío y no disponen de terraza.
Comparte, no te lo quedes solo para tiPin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Leave a Reply