CroaciaEuropa

La impecable e impactante Dubrovnik

By 3 enero, 2018 No Comments

A menos de 1h del ferry, ya fuera de la isla de Mljet, nos dirigimos a Dubrovnik, la ciudad más conocida del país, conocida también como “la perla del Adriático”.

Nos alojamos en Lapad, fuera del casco antiguo, una zona muy tranquila y bien cuidada. El autobús 6 te deja en una de las puertas de acceso al casco antiguo pero, aunque son frecuentes, por las mañanas las colas son interminables. Si volviera otra vez me decantaría por estar a una distancia prudente para llegar al centro andando, aunque los precios seguro que son altísimos.

Podemos chequear precios de hoteles en Dubrovnik aquí. Podemos mirar sino la zona de Ploce que está bastante más cerca del centro histórico que Lapad.

Dubrovnik era como la había imaginado pero incluso más bonita y cuidada. Abarrotada de turistas fotografiando cada rincón, plagada de restaurantes y tiendas de souvenirs pero sencillamente preciosa. Me impactó pasear por las calles de mármol y piedra y ver cómo ha podido conservarse tan bien, la muralla es espectacular y vale la pena recorrerla a pie.

Hay cuatro vistas de la ciudad que merecen mucho la pena:

  1. La interior, paseando por sus bellas calles. De noche es igual de encantadora, no hace calor y hay menos turistas así que es ideal.
  2. Desde sus murallas, para ver de cerca los techos rojizos tan característicos de croacia (acceso por 100kn)
  3. Desde la montaña del teleférico, a la que se puede acceder con éste o bien en coche/taxi. Nosotros disponíamos del coche por lo que lo hicimos por libre y es impresionante. Ir subiendo la carretera, mientras ves toda la ciudad… Eso sí, se crean embudos importantes debido a la carretera es de un único carril.
  4. Desde el mar, otra perspectiva seguro que impresionante también, aunque esta también me la guardo para otra ocasión.

No pasé mucho tiempo más en la ciudad, además de tener poco tiempo la verdad es que estaba tan abarrotado todo que no apetecía hacer tantas colas. Después de disfrutar del paraíso y la tranquilidad de Mljet la ciudad fue un poco agobiante.

Comimos en un restaurante bosnio super rico y a buen precio, teniendo en cuenta que todo en Dubrovnik es bastante más caro que en el resto del país: Taj Mahal. Pagamos unas 220kn por persona (unos 30€).

Dirección aeropuerto quisimos buscar una zona de playa para disfrutar de los últimos rayos de sol de croacia, y encontramos Cavtat. Según dicen, Dubrovnik existe gracias a este pueblo, ya que fueron de ahí los que la fundaron. Es un pueblo muy bonito y con playas de piedra muy tranquilas. Al fondo, se divisa ligeramente la ciudad y está a tan solo 10 min del aeropuerto. Perfecto para un último baño.

Comparte, no te lo quedes solo para tiShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

Leave a Reply