CopenhagueDinamarcaEuropa

Un fin de semana en Copenhague: los imprescindibles

By 1 mayo, 2018 No Comments
Pasear por…

La City: sus callejones peatonales, sus plazas, las vistas (gratis) desde Christianborg y, por supuesto, Nyhavn
Frederiksberg: el Palacio y el parque Sondermarken, la calle Frederiksberg allé
Vesterbro: estación central, Tivoli, la calle Sonder blvd
Nørrebro: hans tavsens el parque cementerio, la calle llena de locales Jægersborggade

Los mejores sitios para comer barato

Ramen en Bíiru, Magasa Dim Sums o tacos en Hija de Sanchez en meatpacking district
Cena comunitaria en Absalon a hora danesa
Tipo take away en Bagelman o Kihoskh
Mercados: Westmarket, como Kiin Kiin bao bao o en Torvehallerne (Nørreport)

Los mejores restaurantes de la ciudad:

Restaurant Barr, donde antes estaba ubicado el Noma y donde siguen haciendo una cocina estupenda (más asequible, por unos 80€ el menú)

VeVe, vegetariano riquísimo del galardonado Kiin Kin (menú unos 100€)

Con estrella tipo 108 (150€ menú) o el Relae (120€ menú aunque tienen uno de unos 65€). O si queremos darnos un grandísimo homenaje el Noma, que no apto ni para todos los bolsillos ni para todos los gustos (unos 300€ el menú)

Tomar algo

Café y té: The Coffee Collective, que hay varios en la ciudad y hacen café muy rico o el Sing Tehus, un templo del té en pleno centro
Desayunos & Brunch: Mad & Kaffe, Granola o mi favorito porque me encanta el porridge el Grød
Cervecería & copas: hay muchas opciones en el meatpacking district, podemos visitar la Carlsberg y hacer cata de cervezas o tomarnos en el Ruby un cocktail riquísimos en un ambiente de lo más cool

Un fin de semana nos dará la oportunidad de visitar los lugares básicos de la ciudad y querer volver. Copenhague tiene infinidad de lugares por ver, parques por recorrer y restaurantes de altísimo nivel. Para un español, por eso, la ciudad es realmente cara, siendo prácticamente el doble de los precios de Barcelona, que ya es una de las ciudades más caras de España.

Si cogemos el vuelo con llegada por la tarde tenemos que tener en cuenta que es complicado cenar más allá de las 21h. Podemos optar por picar algo en algún lugar del centro o del meatpacking district que veamos que cierran más allá de las 23h.
Sábado:
Una buena opción para empezar el día si hace buen tiempo es ir en barco por los canales. Podemos escoger la duración del trayecto pero, teniendo en cuenta que hay que ver muchas cosas es mejor coger una ruta de 1h o máximo 2. Nosotros mismos podemos dirigir el barco y hay opciones que cuentan con picnic o bebidas. Se puede hacer el alquiler online desde www.goboat.dk o www.friend-ships.dk.
Al acabar nos ponemos a callejear a Ny Havn, la calle más icónica de la ciudad. Puedes ver más detalles de la zona y lugares para comer aquí. Paseamos 2-3h según la cantidad de cosas que queramos ver, visitar o comprar. No podemos perdernos la calle Straedet y Stroget.
Sobre las 15h (pero no más tarde porque las visitas acaban a las 16h) nos vamos a la Carlsberg, la fábrica de la famosa cerveza. Podemos comprar el ticket de forma anticipada aquí. Podemos hacer el tour y, si nos queda tiempo, una cata. Si no hacemos la cata también podemos tomarnos una cerveza en la terraza exterior, en el caso que haga buen tiempo.
Para rematar el día qué mejor que en un buen restaurante de la ciudad aunque ¡preparad las carteras!
Domingo
Para empezar el día podemos deslazarnos en metro hasta Osterport, para visitar la zona de Kastellet, las casas de las pequeñas calles que nos dirigen hace la zona como Krokodillegade, Delfingade… hasta Tigergade. Nos adentramos a Kastellet, paseando por el parque, cruzando los puentes y paseando por los callejones adoquinados. Es un agradable paseo y, ya que estamos ahí, podemos visitar la sirenita. Ojo, no creo que valga la pena desplazarse hasta ahí solo para eso pero si empezamos la ruta por aquí podemos acercarnos (es seguramente el punto más abarrotado de turistas en la ciudad).
De vuelta dirección centro, nos adentramos en Rosenborg y sus parques, el jardín botánico y nos acercamos a los lagos. La zona es muy agradable de pasear pero aún es más recomendable acercarse -desde el lado de Oster Sogade- a las calles Voldmestergade hasta Webersgade. Te parecerá que estás en un pueblecito cuando sigues estando en el centro de la ciudad.
Podemos comer por la zona, una buena opción es el California Kitchen, con opciones muy saludables y a buen precio o bien el Slurp Ramen Joint, otro de los divertidos locales de ramen con estilo canalla. Otra opción también económica es el Kalaset, un local donde podemos hacer un buen brunch y encontrar ricos platos vegetarianos. Para simplemente verlo, tomar un café o comer también tenemos el mercado de Torvehallerne..
Para finalizar el fin de semana podemos pasear un rato por Christiania, la ciudad libre como la llaman. Es muy recomendable ir por la calle principal en la que podremos ver pequeñas casitas donde se vende marihuana (y no sé qué otras cosas). No se permiten hacer fotografías en esta calle de los puestecitos. Vale la pena perderse un poco por ahí, encontraremos desde bares y restaurantes  a un «skatepark», locales artísticos, de colores llamativos y muy a menudo creados con elementos reciclados. Es muy recomendable hacer el paseo que bordea el río, es precioso y podemos ver cómo vive la gente en este curioso lugar.
Comparte, no te lo quedes solo para tiShare on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Leave a Reply